Fotografía

Cuevas

El Garraf. 1975

La búsqueda de las emociones fue el objetivo, el resultado; ¡una aventura extraordinaria! Lo que llegué a experimentar en las cueves, los pozos y farallones, ha sido una constante desde el año 1974.

Explicaba en el catálogo  sobre Palabra oscura, una experiencia extraordinaria que tuve en una cueva del Garraf. La potencia de la piedra, el peso de la montaña, las fuerzas fuertes y débiles que de ella se desprendían; todo era llenarse de entusiasmo. El agujero en la roca, la obertura hacia el cielo, las fugas de la luz, el corredor oscuro hasta entrar en la cámara; tenía todas las connotaciones de la tumba, el hipogeo, el vientre de la tierra. Se trata de un espacio de reflexión espiritual cavado en la piedra, un lugar donde la gravedad de la materia se deja sentir y el hombre queda aislado del mundo exterior. Absorto respira, queda fuera de los problemas cotidianos, alejado de las interferencias con el mundo cultural. Allí la comunicación es directa, de piel a piel, de materia a materia. La harmonía interna de la cueva se pone a temblar al mismo ritmo que el corazón. La mirada ya no es necesaria, ya que no queda nada para mirar. El olfato y los otros sentidos tampoco son necesarios ya que aquí no tienen nada para captar a excepción del vacío que presenta las ocultaciones. No están hechos los sentidos para captar las negaciones que allí habitan. La no existencia, el vacío que se ampara, sólo es presentido… Hace falta toda la dimensión humana, el saber renunciar y transcender el momento, para rozar con la luz de la consciencia el rostro del secreto...

Valls, 1975

En el otoño de 1974, yendo hacia Reus, encontré una pequeña cavidad en la orilla de la carretera del Vendrell a Valls. La cueva estaba hecha en una piedra tosca como de hormigón y con el tiempo y la erosión los rastros de las herramientas habían desaparecido. De aquel pequeño espacio surgieron preguntas que todavía hoy no he resuelto y también de allí se presentaron temas que he trabajado durante todos estos años. Después de muchas quimeras y divagaciones he llegado a la conclusión que son motivos eternos y que cada persona ha de experimentarlos y pensarlos por sí mismo.

Priorato. 1981

Vespella de Gaià 1995

Hitos

Los hitos son piedras que humanizan el paisaje; el poder que segregan ordenan el espacio, significan el lugar alrededor suyo. Una piedra clavada también orienta el pensamiento, señala un orden invisible y simboliza el lugar con las presencias intemporales del hombre.

Hito de Reus 1974

El hito y la piel del tiempo. Fraga 2004

El Médol, Recreación de la imagen de 1975. 1996.2004-2010

Aguja, (¿?) El Catllar. 1996-2005-2010

Arquitecturas de paja

Las pacas de paja han sido para mí unidades constructivas, con ellas he hecho murallas, arquitecturas mínimas, torres para el olvido y también mi casa póstuma.

Duermen como murallas. Lerin, Navarra, 2002

Arquitecturas de paja, Solivella. 2003

Parecían las murallas de Babilonia. Alzuza, Navarra. 2003

Arquitecturas de paja. 2003

Las heridas de los árboles

Uno de los trebajos que hice mientras restauraaa los caminos de La Comella, fue registrar con la cámera fotográfica las herides que recibían los árboles. Cada una de ellas era un pesar....

La herida 1, 2002

La herida 2, 2005

La herida 3, 2007

La herida 4, 2010

Susurros en un agujero

Susurros en unagujero, ha sido uno de los trebajos más dolorosos que he realizado, todavía es presente la melancolía de una época triste.

Susurros en un agujero. María Cavalle. 2004

Susurros en el hueco de Sara. 2006

Laia en el Montfred. 2006

Mar Sánchez en los monegros 2006

Una de las obras de Susurros en un agujero. 2007

Fènix

Fénix o la Ciudad del Sol es un proyecto que trata de recrear la regeneración moral, ética y estética del mito. Constituye la investigación histórica de Fénix y las variables que presenta: los poemas, Jácaras a Fénix, los salmos, las antífonas y las cunanas. Además, los diez versos de las acciones y los textos que se han generado en la observación diaria durante todo un año. Fue una obra en proceso que muestra con alegría la experiencia de vivir, la fuerza de les convicciones, las acciones del azar, la incertidumbre y los caminos fracasados. Todos el trabajo se han publicado en un blog con el mismo nombre; Fénix o la ciudad del sol...

Para ti nu hubo fiesta. 1-1-2010

Con el resplandor del alba. 2-1-2010

El azar nos enlaza al infortunio.2-1-2010

Palitos de milenrama advierten los cambios. 6-12-2009

Suenan los percutores. 7-12-2010